7 Cosas que debes saber antes de alquilar una vivienda.

1.- Si quieres alquilar una vivienda es necesario un contrato de arrendamiento de vivienda.

Es necesario redactar un contrato de arrendamiento adecuado a las circunstancias pactadas entre propietario (arrendador) e inquilino (arrendatario).

Hay muchos modelos disponibles por internet pero ¡ojo! Es fundamental adaptarlos a nuestra situación y comprobar que si se refieren artículos de la ley, ésta sea la ley vigente española.

2.-Quién puede alquilar una vivienda.

Es muy importante la identificación de cada parte en el contrato de alquiler para identificar al arrendatario pueden bastar los datos de su DNI, pero para comprobar quién es el verdadero propietario es muy recomendable pedir una nota simple en el registro de la propiedad, así evitamos engaños que pueden salirnos muy caros.

También es importante determinar el domicilio a efectos de notificaciones para cada una de las partes en especial del propietario pues es donde podrá comunicársele cualquier circunstancia relativa al contrato.

3.-El inventario al alquilar la vivienda.

Hay que prestar una atención especial al inventario qué se hará adjuntar junto al contrato de alquiler para verificar que dichos bienes se encuentran efectivamente en la vivienda y su estado de conservación o funcionamiento.

Un inventario no revisado puede generar problemas firmar un contrato en el que en el inventario aparece una televisión que no se encuentra en la vivienda o un frigorífico un frigorífico que funciona perfectamente y resulta que está averiado.

La duración del arrendamiento también es un punto vital del contrato el arrendador intentará limitarla y el arrendatario que se extienda lo más posible. Hay que prestar especial atención a la determinación de los plazos y formas para su prórroga.

4.-La renta si vas a alquilar una vivienda.

La cuantía de la renta su forma de pago, los plazos para realizarlo y cómo se actualizará también es un punto importante en el contrato de arrendamiento.

La fijación de la cantidad es libre entre las partes y debe constar en el contrato, normalmente se fija un método de actualización anual de dicha cantidad por ejemplo con la variación del IPC,  conviene determinar cómo se comunicará la cantidad actualizada al inquilino.

Es muy importante que la renta se abone a través de ingreso o transferencia en una cuenta bancaria titularidad del arrendador puesto que facilita la prueba del abono de la mensualidad.

Ya que el impago o supuesto impago de las rentas es la primera causa de desahucio, es importante tener un método fiable de pago.

También es recomendable que el titular de los contratos de suministro sea el inquilino para que pueda optar por la solución que más me convenga y evitará problemas al propietario en caso de impago.

5.- La fianza en un contrato de arrendamiento.

En principio la fianza es equivalente un mes de renta para prevenir posibles incumplimientos por parte del inquilino arrendatario pero en el escenario actual es habitual que los propietarios soliciten garantías adicionales existen límites a dicha solicitud pero puede ser difícil hacerlos valer en las condiciones del mercado actuales.

6.- ¿Qué pasa si es un piso compartido?

En principio los contratos prohíben el subarriendo (re alquilar la vivienda a un tercero) pero si nos encontramos en una situación en la que se prevé que se alquilen habitaciones en un piso compartido se debe hacer constar en el contrato de forma expresa.

7.- ¿Qué pasa si se rompe algo en la vivienda alquilada?

El arrendador tiene que realizar todas las reparaciones necesarias para que la vivienda sea habitable sin que dicha reparación pueda repercutirse al inquilino ni traducirse en una subida de la renta.

En sentido contrario las pequeñas reparaciones derivadas del uso ordinario son de responsabilidad el inquilino.

A veces hay que averiguar la causa de la avería para determinar si fue por el uso normal o entra dentro de la responsabilidad del propietario.

Un contrato de seguro sobre la  vivienda alquilada suele arreglar la mayoría de estas cuestiones y es más que recomendable.

 

.-“Me han pasado un borrador del contrato de arrendamiento y no lo tengo claro”.

Si tienes dudas con el contrato el momento de despejarlas es SIEMPRE antes de firmar.

La otra parte no tiene por qué dominar la ley aplicable incluso es posible que tenga las mismas dudas que tú, por ello no hay que descartar acudir a un profesional que le dé el visto bueno o al menos te explique claramente dónde están los posibles problemas o a qué te estás obligando al firmar el contrato de alquiler.

Si quieres alquilar una vivienda pero tienes dudas, puedo ayudarte aquí.

 

Si te interesa este tema te interesa este post:

4 Cosas que debes saber antes de dejar tu piso alquilado: Atento inquilino.

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?