PONER EN LA PICOTA (¡VETE A HACER PUÑETAS! IV)

Todos hemos escuchado la expresión poner en la picota, pero ¿Qué es la picota?

La picota es según nuestro Diccionario de la RAE: “Rollo o columna de piedra o de fábrica, que había a la entrada de algunos lugares, donde se exponían públicamente las cabezas de los ajusticiados, o los reos.”

Origen histórico de poner en la picota.

Ya aparece en el catálogo de penas desde Las Partidas de Alfonso X (s.XIII). La mayoría de picotas son construidas en los s.XVI y XVII como contraprestación a determinados lugares por concesión Real.

Eran un símbolo del poder jurisdiccional y de los señoríos que permitían impartir justicia en ese punto concreto.

Las Cortes de Cádiz ordenaron su demolición por su condición de signos de vasallaje. Pero posteriormente al subir al trono el absolutista Fernando VII dejó de aplicarse esta orden quedando en un limbo legal.

Si bien desaparecieron muchos, la gran mayoría fueron reconvertidos en cruceros evitando la desaparición y llegando a nuestros días como el de Medina de Rioseco (Valladolid).

Así la expresión “poner en la picota” además de describir esa exposición pública de los reos o de las cabezas de los ajusticiados, en nuestros días ha adoptado también el significado  de poner en evidencia a alguien delante de los demás o hacer evidentes los defectos de los demás.

La próxima vez que vean un crucero en un pueblo miren bien, puede ser mucho más de lo que parece. Por ejemplo el de la foto, ¿no ven que tiene una base excesiva para la cruz que soporta? Les deseo una fructífera caza de picotas.

Álvaro Rizo Sola

Abogado Valladolid

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?