C/ Perú 4- 2º izda 47004 Valladolid

+34 983 203 345

info@abogadoars.es

La ley de Murphy en el blog legal de Álvaro Rizo Sola

¡Vete a hacer puñetas! (VI): La Ley de Murphy

Continúo la serie “vete a hacer puñetas” en la que estudiamos curiosidades sobre la ley y sobre la historia de expresiones que tienen su raíz en el Derecho. La ley de Murphy es una ley universal y archiconocida, pero ¿de dónde viene?

La Ley se enuncia en los siguientes términos: “Si hay varias maneras de hacer una tarea, y uno de estos caminos conduce al desastre, entonces alguien utilizará ese camino”.

Se usa en general para explicar la teoría del diseño defensivo y es básicamente ese motivo por el que sólo hay una manera de enchufar tu usb (que el usuario no tenga manera de enchufarlo y no funcione o al hacerlo mal se causen daños).

El Legislador. Pues resulta que el bueno de Edward Aloysius Murphy Jr., (11 de enero de 1918 – 17 de julio de 1990) se gradúo en west point, entrenó pilotos y sirvió en la 2ª GM tras la guerra entró en el programa MX100 (1947-1949) como parte del equipo que probaba los efectos de fuerzas G en los pilotos de la USAF.

Exposición de motivos. Empezaron probando con muñecos en carros propulsados por cohetes por railes pero antes de probar con humanos decidieron probar a poner sensores en el arnés que midiera las fuerzas que soportaba el piloto. Tras el primer ensayo con sensores todos dieron lectura 0. Murphy comprobó el cableado y vio que su ayudante había cableado al revés cada uno de los 16 sensores y enunció su ley.

Entrada en vigor ¿Cómo se hizo famoso? Poco después se presentaron los resultados del programa en rueda de prensa y al preguntar los periodistas cómo habían hecho para evitar daños de importancia a los pilotos durante las pruebas. El piloto John Paul Stapp dijo que era porque tomaban muy en cuenta la Ley de Murphy y la enunció, explicando que significaba básicamente tener en cuenta todo aquello que puede fallar y prevenirlo en la medida de lo posible.

Después se fue haciendo cada vez más famosa se cambión su enunciado y se ha ido cambiando el sentido original por una especie de resumen del pesimismo existencial muy alejado del origen inicial (¿esperabais algo de una tostada? pues no, este es un blog serio). A Murphy no le gustó nada la popularidad y banalización de su frase y vivió toda su vida con ello.

Álvaro Rizo Sola es abogado de Valladolid

leave a comment